lunes, 18 de enero de 2016

LA GUERRA SOCIO-CULTURAL DE DESTRUCCIÓN INTERNA



LA GUERRA SOCIO-CULTURAL DE DESTRUCCIÓN INTERNA


 Para consolidar la colonización política, económica-financiera, espiritual, etc., necesitan una guerra socio-cultural de destrucción y sometimiento para acabar de concretar sus objetivos.

 En esta guerra lo que hacen es destruir el ser nacional, aniquilarlo, y luego inventarlo a su gusto y conveniencia aplicándole el cliché del nuevo orden.

 Favorecen la inmigración, la instauración de otras culturas, luego por medio de sus administradores cipayos imponen leyes de igualdad, fraternidad, libertad, inclusión.

 Lo que buscan acá es imponer la corrupción física, moral, intelectual, espiritual, etc., para destruir, para anular a las naciones y someterlas, para poder controlarlas fácilmente ya que en ámbitos corruptos siempre encuentran socios-cómplices para sus intereses.

 Se toman los símbolos patrios y se humillan, borran, cambian, desvirtúan y transforman.

 Para esto siempre se usa la máscara u objetivo aparente de la igualdad-inclusión-libertad-fraternidad.

 Por supuesto que no les interesa nada de esto, son solo medios destructivos, lo que hacen es fomentar la división, la lucha social, las guerras civiles, aplican el viejo ‘divide y reinarás’ que siempre le ha servido al imperio infernal.

 Sostienen a dos partes, bandos, los fortalecen, financian y adoctrina, los empujan para que se peleen y anulen entre sí, y de esta manera logran destruir interiormente a las naciones, controlarlas, someterlas, colonizarlas.

 Fomentan lo que llaman ‘los nobles odios’, buscan caudillos o cabecillas locales, si no los hay, los inventan, los financian, adoctrinan y los empujan a pelear contra las naciones desde adentro o contra otros grupos de poder que crean en otro lado.

 Financian movimientos resentidos y orgullosos que dicen defender la igualdad, libertad, etc., y que solo quieren destruir la sociedad y arruinar la cultura estableciendo una colcha de retazos que es inclusiva, pero que se halla totalmente segregada y dividida.

 Es como si establecieran miles de caciques para administrar-controlar a pocos indios, pues para ellos no somos otra cosa, somos colonias dominadas por este sistema de guerra civil, división, secesión.

 Por grupos armados secesionistas se aseguran el control de recursos naturales y su explotación, dicen y hacen creer a esos grupos guerrilleros, sediciosos, subversivos, terroristas que es de ellos, pero éstos solo lo controlan y administran al servicio del imperio para negárselos a las naciones de los que los extraen.

 En las naciones que no pueden penetrar económicamente, social y culturalmente, directamente atacan, saquean, llevan el orden, la democracia, imponen el imperio por la fuerza y alzan un representante que administre sus intereses y gobierne a su favor.

 No hay nación sobre la tierra que no vaya a ser destruida-sometida, que no vaya a ser colonizada, esclavizada por el imperio satánico-británico mundial, ocultista, materialista e infernal.

 Buscan o inventan etnias para dividir las naciones, pues divididas no pueden reunirse ni oponerse, ni siquiera se dan cuenta de lo que sucede, y además, son fáciles de corromper, de someter y usufructuar con un dictador democrático al servicio del imperio.

 La guerra socio-cultural se sirve de modas, de propaganda y control mental para lograr sus objetivos, guerra psicológica.

 Claramente no van a colocar la bandera británica en las naciones sometidas, colonizadas porque surgiría un escándalo, entonces, ¿Qué es lo que hacen?, promueven la moda, así los artistas, políticos y los estúpidos en general, llevan la bandera británica en remeras, pantalones, carteras, mochilas, ropa interior, etc., a la vez que dicen ‘las Malvinas son Argentinas’ poniendo de manifiesto lo idiotas que son y la contradicción que viven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario