martes, 19 de enero de 2016

LA SOCIEDAD DEL PODER OSCURO



LA SOCIEDAD DEL PODER OSCURO


 Una persona domina una organización o institución cuando se pone a la cabeza, o cuando se encuentra en un puesto clave de poder por sí misma o por testaferro-representante-esclavo servil y leal.

 Lo mismo hacen las sectas, colocan en el cabeza o en lugares de poder a sus miembros, representantes, controlando así instituciones, toda clase de organizaciones y el mundo entero.

 Otra cosa que realizan es crear poder, es decir, forman organizaciones que se convierten en centros de poder, o por el dinero, o por la ciencia, o por la tecnología, o por la doctrina, o por lo que sea.

 También crean organismos supranacionales en los que se reúnen y a los que los estados delegan jurisdicción y competencia alienando su soberanía.

 Crean organismos en los que aquellos que detentan poder, se reúnen al margen de toda autoridad y poder creando su propio poder, como los foros económicos.

 De esta manera van construyendo toda una red intrincada de poder, donde con el correr del tiempo van ligando, atando y reuniendo diferentes organizaciones, instituciones, etc., consolidando el poder y formando nuevos poderes, restándoselo a quienes lo tienen o lo deberían tener.

 Así es como desde las sombras y/o por medio de organizaciones hipócritas que fingen ser una cosa y son en realidad otra, logran concentrar el poder y dirigir los destinos de la creación y de las almas sustrayéndoselo a Dios en el nombre de satanás.

 Así es como satanás reina, impera, domina y se halla moviendo los hilos desde la oscuridad. El cerdo infernal colocó a sus adoradores en las cabezas del poder, y en los centros de poder reales y los construidos al efecto.

 Hay diferentes poderes en el mundo: económico-financiero, social, religioso, tecnológico, militar, doctrinario, psicológico, político, científico, internet, medios de comunicación y difusión, espiritual, etc.

 En éstos, el adversario ha colocado a sus adoradores, se hallan empresas y grupos de empresas, bancos y entidades financieras, asociaciones y fundaciones, etc., formando toda una ‘sociedad del poder’.

 Ésta sociedad del poder oscuro, generalmente se reúne por medio de sus representantes como en una gran asamblea anual de accionistas, el llamado, ‘club de bildimberg’.

 Tienen planes comunes, pero, mas allá de ser la ‘oligarquía internacional’, los hijos de satanás, su linaje maldito en el mundo, por su inmundo ser infra-espiritual y decadente, vicioso y corrupto, son fácilmente manipulables, instrumentalizables por el enemigo, así es que aun no poniéndose de acuerdo, como no son dueños de sí como quieren creer, cumplen los planes de satanás, el enemigo de toda la humanidad.

 Esta raza de cerditos hijos del cerdo infernal, ‘los cochinitos de satanás’, desgraciadamente son parte de la humanidad, y por ello, también satanás que es su maldito padre es su enemigo, pero, por un tiempo permanecen en el error, mas adelante, comprenderán su engaño y algunos se convertirán, otros seguirán alienados en tinieblas voluntariamente en el tiempo para estarlo por siempre en la eternidad disfrutando de la compañía del ángel caído que se finge dios porque unos delirantes se lo repiten a coro todos los días para engañarse él mismo y satisfacerse en su inmundo orgullo.

 Toda alma sin verdadero amor a Dios, es fácilmente instrumentalizable por el adversario, pues es rebelde en esencia, es corrupta y corruptora, se adora a sí, teme por sí y hace cualquier cosa por satisfacerse, saciarse, conformarse, por lograr ser adorada, obedecida y tomada en cuenta.

 Ésta alma triunfa en el mundo, se alza y prevalece, se encumbra y reina, domina, y ella cree que lo hace todo por sí, no viendo que es como un títere en las garras de satanás, que no es dueña de sí y que solo hace lo que el adversario a quien adora directa o indirectamente quiere haga.

 Ya lo dijo El Señor, el que conserva su vida para sí, la pierde, y la pierde porque la vida que no es consagrada a Dios verdaderamente, es entregada a satanás servilmente.

 Se consagra la vida verdaderamente a Dios cuando aprendemos a discernir la Voluntad del Señor y lo obedecemos colaborando en que Él Haga Su Voluntad, encontrándose por ello Vivo y Presente, Reinando y Triunfante, vuelto en Gloria y con Poder.

 Cuando renegamos de la Voluntad de Dios en la propia vida, terminamos en las garras de satanás, lo servimos y adoramos, lo obedecemos aunque no queramos porque somos esclavos orgullosos, miedosos, preocupados por sí que hacen cualquier cosa creyendo que es por y para sí, cuando en realidad es manipulación infernal.

 No querer recibir el Espíritu de Dios expresado y donado por Él al Revelar Su Voluntad, es querer recibir al adversario, porque es convertirse en adversario de Dios, como lo dijo El Señor, “Conmigo o contra Mí”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario