lunes, 1 de febrero de 2016

CAPÍTULO 11 DEL APOCALIPSIS



CAPÍTULO 11 DEL APOCALIPSIS


 Capítulo 11
1 Después recibí una vara para medir, semejante a un bastón, mientras me decían: «Levántate y mide el Templo de Dios, el altar y a los adoradores que encuentres allí.

 La vara para medir es El Espíritu de la Verdad Revelada, la Palabra de Dios, esa especial Iluminación Que Dios hace a las almas que desean ser fieles y se sacrifican, renuncian para aceptar la Verdad y vivir conforme a ella.

 Medir significa conocer, ver, comprender, así Dios mismo le hace ver el Templo de Dios, Que Es El Sagrado Corazón de Jesús, los adoradores que ahí que son las almas que reciben al Señor, que buscan su Voluntad y lo siguen fielmente. El altar Es La Santa Cruz y el mismo Santo Sacrificio que tales almas comparten renunciando a sí mismas para Que Se Haga y Triunfe la Voluntad de Dios en su vida, y en el mundo.


2 No tengas en cuenta el atrio exterior del templo ni lo midas, porque ha sido entregado a los paganos, y ellos pisotearán la Ciudad santa durante cuarenta y dos meses.

 Simboliza lo que sucedió con El Señor en el tiempo de Su Primera Venida, es decir, con Su Cuerpo o Humanidad Santísima, fue entregado a los paganos, ya que, aunque de su pueblo, no tenían fe y eran tan enemigos como los mismos romanos, incluso demostrando ser peores, mas odiosos, resentidos y despiadados.

 Simboliza en estos tiempos, los de su Segunda Venida, como el amor a Dios en las religiones, es negado, el culto deformado, las doctrinas cambiadas y cada cual hace lo que se le ocurre, tradicionalista o modernista, negando el amor a Dios y vaciando de espíritu lo que hace, quedando todo eso en lo externo, superficial, aparente y mundano, donde al final, penetran todas las herejías como humanismo, new age, confianza en sí mismo, etc.


3 Pero yo encargaré a mis dos testigos que profeticen durante mil doscientos sesenta días, vestidos con hábitos de penitencia.

 Simbolizan varias cosas: Son San Juan Bautista y Jesús en el tiempo de la Primera Venida. También María Virgen, Reina en el Reino de la Divina voluntad o de Dios, y Jesús, El Señor, Rey hijo de la Reina Madre de israel, según la tradición desde david, que Es El Rey del Reino de Israel Espiritual, el Reino de Dios.

 También simbolizan el mundo y las religiones cuando fueron cristianos ambos, antes de la apostasía actualmente imperante en ambos.

 Otra cosa que simboliza y es la central, es el Misterio de la Unión Hipostática del Verbo, las dos Naturalezas del Señor, el Hecho de Que Es Hijo de Dios e hijo de Hombre, así es que tiene Perfecta Naturaleza Divina por herencia Paterna y Perfecta Naturaleza Humana por herencia Materna. Detalles sobre esto, leer en las obras de la V. S. de dios, Sor María de Jesús de Ágreda y María Valtorta.

 El hábito de penitencia es que la Presencia Viva del Señor en éstos tiempos se oculta detrás de la almas fieles y devotas, su Espíritu permanece en simples fieles que lo aman y lo han recibido, que han sido fieles a Su Voluntad y por ello tienen la herencia de Su Espíritu-Vida-Reino-Corazón, donde adquieren una segunda naturaleza, la espiritual, Vida Eterna aun estando de paso por el mundo, porque pero el Camino Que el Señor los lleva, el de la Divina Voluntad, son Pre-Santificados.

 Forman las almas fieles la parte humana del Señor y Él Viviendo, Reinando y Permaneciendo en esas almas es la parte Divina, entonces, El Señor, Jesús, el Hijo de Dios, se encuentra Vivo y Presente en el mundo por medio de las almas fieles a su Voluntad en as que Reina y es así como viene-vuelve al mundo, triunfando en ellas y por medio de ellas.


4 Estos dos testigos son los dos olivos y los dos candelabros que están delante del Señor de la tierra.

 Son dos olivos en el sentido de que son prensados en getesemaní=prensa de aceite, como el Señor, viven o permanecen en sacrificio, dando su vida, su sangre, par ala purificación y liberación de otras almas. Es un proceso místico que puede realizar El Señor al encontrarse Verdaderamente Vivo y Presente en esas almas, absorbiendo impurezas y muerte de otras almas y dando Vida, Bendición, purificando almas y mundo en obras silenciosas, ocultas, secretas, místicas, espirituales, sin llamar la atención, y sin poderse comprobar a simple vista, menos en un mundo materialista, racionalista, agnóstico, etc.

 Son dos candelabros porque son grupos de almas esparcidos por la tierra y a lo largo del tiempo, donde El Señor se hala especialmente presente realizando o renovando Místicamente su Santo Sacrificio. No se conocen entre sí no se reúnen, ni nada, El Señor Es El Que Hace Todo, cada uno responde. Son dos grupos porque en un primer grupo reúne el espíritu de su Naturaleza Humana Perfecta, y en el segundo reúne aquellas almas  alas que les da en herencia el Espíritu de Su Naturaleza Divina Perfecta.

 Tales grupos, son organizados por El Señor, están ante Él por el Santo Sacrificio total de sí que hacen, son holocaustos y son cada alma, Ardientes de Caridad Divina. Algunas fueron en un tiempo religiosas, otras muchas no, y menos aun en este tiempo, permanecen ocultas en el mundo, o mas bien, a la vista donde nadie las busca, tras un velo de vida común, normal, y para el mundo, hasta despreciable porque no comparten su espíritu orgulloso, vicioso, etc.


5 Si alguien quiere hacerles daño, saldrá un fuego de su boca que consumirá a sus enemigos: así perecerá el que se atreva a dañarlos.

 Las Obras del Señor, son intocables, Su Presencia Viva las defiende en medio del mundo. No significa que no sufran persecuciones, maltratos, etc., sino que, lo que El Señor hace en y por medio de esas almas, es intocable por mas que demonios, la muerte y el mundo y los suyos, quieran evitarlo, eso se mantiene, sostiene y no puede suprimirse ni tocarse, porque es Don Especial de Dios a la humanidad, faros del fin del mundo.

 Las personas en cuyos corazones se renueva y actualiza El Santo sacrificio del Señor, el de la voluntad, aquellas que permanecen en estado de holocausto totalmente consagradas a Él en medio del mundo, llevando una vida aparentemente normal externamente, pero, realmente espiritual en lo interior, son atacadas, perseguidas, odiadas, despreciadas, etc., padeciendo en cuerpo, alma y espíritu, lo mismo que El Señor, una Pasión diaria, pero, en lo mas interior, en el cuarto Reino, Vive y permanece El Señor, eso no puede ser tocado, es un tesoro que las mismas personas se encargan de defender con oración, buena voluntad y perseverancia.


6 Ellos tienen el poder de cerrar el cielo para impedir que llueva durante los días de su misión profética; y también, tienen poder para cambiar las aguas en sangre y para herir la tierra con toda clase de plagas, todas las veces que quieran.

 Significa que pueden traer al Señor y también evitar que Venga, son como mediadoras de la Presencia Viva del Señor, y si no cumplen su misión diaria, su Sacrificio diario, aquello par alo que se hallan especialmente unidas al Señor, cierran el cielo y pueden llover plagas sobre el mundo, porque la renovación del Santo sacrificio es para detener la Justicia Divina, reparar y trabajar junto al Señor en el rescate y conversión de las almas.


7 Y cuando hayan acabado de dar testimonio, la bestia que surge del abismo les hará la guerra, los vencerá y los matará.

 Esto ocurre en el hecho de que simbólicamente el mundo es como la Humanidad del Señor y las religiones son como la Divinidad del Señor. Al final, no encontrará El Señor lugar donde reposar Su Cabeza, es decir, ni en el mundo, ni en las religiones, se lo amará, y eso es lo que vivimos ahora, la traición y negación es total, renueva su Pasión Místicamente porque es odiado, despreciado, aborrecido, traicionado por los suyos, abandonado, etc.


8 Sus cadáveres yacerán en la plaza de la gran Ciudad –llamada simbólicamente Sodoma y también Egipto– allí mismo donde el Señor fue crucificado.

 Esto significa que en estos tiempos, la Presencia-vida del Señor, es borrada tanto del mundo como de las religiones, se lo niega, no se lo ama, se suprime el Santo Sacrificio, se inventa un dios falso, humano y humanista=satanista, acomodado a los vicios e intereses de la humanidad, uno al que no hay que obedecer, uno que adora y adula a la humanidad aprobando sus vanidades-miedos, su orgullo, amor propio, egoísmo, dedicación a sí. Tal versión infernal de Dios es el anticristo, es satanás haciéndose pasar por Dios, exigiendo adoración, fingiéndose interesado por la humanidad y sus vanidades miedosas sin Dios.

 La gran ciudad es babilonia, el mundo entero, todo el espíritu de vanidad humana reinante, imperante, tanto en el mundo como en las religiones. Se lo llama ‘sodoma’, porque el mundo es como sodoma, tiene todos los vicios e inmundicias que merecieron el fuego en aquella ciudad asquerosa y repulsiva. Se lo llama también al mundo de estos tiempos ‘egipto’, porque se le rinde culto a ídolos infernales, demonios, invenciones humano-demoníacas, la razón, la ciencia, tecnología y también todo el paganismo, así como todo lo que tiene que ver con la kábala introducida en el mundo y en las religiones por medio de la masonería.


9 Estarán expuestos durante tres días y medio, a la vista de gente de todos los pueblos, familias, lenguas y naciones, y no se permitirá enterrarlos.

 El tiempo, como siempre, es simbólico y lo que representa es que ha comenzado la gran desolación, la ausencia de Dios en el mundo, el gran castigo, el reinado de satanás y de la muerte eterna.

 Que estén expuestos significa que a la vista de todos, solo hay un mundo que parece ser igual, pero, que en realidad, esta muerto, y no lo pueden ver los que son muertos, es decir, los que no aman a Dios y no tienen la Vara, la Verdad, Su Espíritu, Su Presencia Viva, porque no han realizado el Santo Sacrificio de sí, de la propia voluntad para unirse a Él y recibirlo.

 No se permite enterrar los cadáveres en el sentido de que no se puede evitar lo que ha llegado, la gran desolación, en el mundo, esta el reino de satanás y es inevitable. Reinan-imperan las tinieblas, se impone el nuevo orden mundial=el nuevo circo mundial, orden sin Dios, sin Su Presencia Viva.

 El Señor mientras tanto, permanece desterrado y oculto en los corazones que lo han amado. Es como cuando en el pueblo judío se había dejado de mar a dios en verdad y el Santo Sacrificio, la Presencia de Dios, el arca, permanecía en la comunidad de los esenios en el desierto, el Espíritu de Dios la guiaba haciendo una presencia oculta, silenciosa y secreta para conservar la Bendición y las promesas. Tal comunidad al final no recibió al Señor y pasó a ser una secta mas secándose, pero, en su momento cumplió su misión. Sobre esto se puede leer en las Revelaciones a la Santa A. C. de Emmerich sobre el antiguo testamento. Ahora, en estos tiempos, El Señor, Su Espíritu-Bendición-Promesa, permanece oculto en las almas fieles que lo aman, que lo siguen en El Camino de Su Voluntad, porque es justo que lo tengan porque lo han elegido.

 Ahora es el momento donde definitivamente el Señor pasa a tener una Presencia Viva y Misteriosa, oculta, en medio del mundo, se refugia en las almas fieles que lo han elegido y que quieren seguirlo en El Camino de la Divina voluntad.

 A esto se refiere cuando se habla que cambia de sede o que el papa huye de roma, lo que se hace en la ciudad terrena, es arena, polvo y cenizas, un circo mas en el gran circo mundial, El espíritu de Dios, abandona definitivamente el templo, como un cadáver es abandonado de su alma, y es porque a Dios no se lo ha amado, sino que la humanidad se elige a sí, prefiere el orgullo y el amor propio.

 Al final, como El Señor, llega un momento en el que tal Testimonio de la Verdad, de la Presencia Viva del Señor, de Su Amor y Misericordia, también será suprimido, porque la maldad y los delirios viciosos infernales serán tantos que la humanidad merecerá tres días de tinieblas, ya no solo no merecerá no tener luz en las religiones que han traicionado al Señor, sino que también llegará a desmerecer el testimonio de la Presencia Mística, silenciosa y oculta del Señor haciéndole bien.


10 Los habitantes de la tierra se alegrarán y harán fiesta, y se intercambiarán regalos, porque estos dos profetas los habían atormentado».

 Los habitantes de la tierra son en principio las almas que se hallan de paso, pero, especialmente al hablar de tierra se refiere a las religiones y almas supuestamente con fe. Se felicitan y se intercambian regalos porque se han paganizado, celebran las fiestas satánicas impuestas en el mundo como carnavales, hallowen, primavera, etc., realizando el mismo culto, el que se rinde a la personalidad, a la imagen, a sí mismo y viviendo la misma fe, esa que habla de las capacidades humanas, la confianza en sí mismo, etc.

 Se alegran y hacen fiesta intercambiando regalos también, porque al entrar las religiones en el mundo, es decir, al negarle el amor a Dios y dedicarse a sí, al convertirse en una empresa mas de las que se hallan en el mundo preocupadas por aumentar clientela y competir con otras, queriendo poder terreno, dinero, fama aceptación, son celebradas en su traición a Dios por los mismos demonios que en su seno hacen fiesta y las hacen felicitar y aprobar en su falsa imagen, en su orgullo y candid por el reto del mundo.


11 Pero después de estos tres días y medio, un Soplo de Vida de Dios entró en ellos y los hizo poner de pie, y un gran temor se apoderó de los espectadores.

 Esto significa que cumplido el plazo dado o permitido por Dios, las obras de los enemigos, se caen, derrumban, tropiezan, porque El Señor Envía Su Espíritu y establece su Vida-Presencia, en medio de los desterrados, esas almas dispersas en medio del mundo que lo siguen en El Camino de Su Voluntad.

 Esto hace temblar a los que mantienen el orden e imperio internacional satánico, porque temen por sí, por su dominio y reinado, como herodes la enterrase del nacimiento del Señor.

 Llama ‘espectadores’, a los habitantes del mundo, porque son asistentes al espectáculo o farsa internacional con el que se lava el cerebro y se hace creer una rendid aparente que es mentira e hipocresía, para lo que sirven los medios de comunicación todos en garras de los tiranos internacionales que son sectarios y dueños del oro y que se creen dueños del mundo.

 También son ‘espectadores’ porque el mundo ha venido a ser como el circo romano, las almas dominadas son distraídas y entretenidas, y son los verdaderos fieles de Dios, los Mártires de estos tiempos, el plato principal, donde los habitantes de babilonia-sodoma-egipto, se divierten viendo el martirio, disfrutando excitas infernalmente con la sangre, los sufrimientos y padecimientos de los fieles, a los que ellos mismos sacrifican.

 Son espectadores en el sentido de que también concurren como expectantes de su propia destrucción, porque permanecen inermes ante su vaciamiento, al robo de sus mismas almas mientras son distraídos por los que les lavan el cerebro haciéndoles creer que viven el éxito y la gloria en el mundo solo porque son caprichosos, incluso creyendo que sus caprichos son propio y no viendo que son la expresión de la muerte eterna dentro de ellos, que les son impuestos desde su vacío y desolación interior.


12 Entonces escucharon una voz potente que les decía desde el cielo: «Suban aquí». Y ellos subieron al cielo en la nube, a la vista de sus enemigos.

 Esto significa que la Presencia de Dios es borrada definitivamente del mundo y de las religiones, quedando ambas partes totalmente vacías. El Señor había incorporado y reunido en sí, toda la humanidad y había creado un Cielo Nuevo y una tierra nueva, es decir, había predispuesto que Su Espíritu estuviese en el mundo y en las religiones, pero, como no lo han querido recibir eligiendo el orgullo, amor propio, la vida en el mundo, a satanás, los vicios y la muerte, definitivamente se retira y deja que cada uno reciba lo que eligió, tenga aquello que quiso caprichosamente.

 Acá se completa el juicio, la separación final, mas allá de las apariencias, los que aman a Dios y han elegido su Voluntad, son colocados a su derecha, mientras que aquellos que eligieron su capricho, la voluntad propia, vivir egoístamente para sí, son colocados a la izquierda.

 Que suban en una nube las dos partes del Señor, el Espíritu de Su Humanidad Perfecta y el Espíritu de Su Divinidad Perfecta, simboliza que se retiran del mundo y de las religiones donde debían estar, porque se han preferido el espíritu de soberbia de satanás y el espíritu de orgullo de la muerte eterna.

 Esto es así porque las almas del mundo y de las religiones, han elegido a sus enemigos, las tinieblas en el lugar de La Luz, se han amado a sí, a sus delirios y caprichos, no a Dios, la Verdad, la Vida Eterna, Su Voluntad-Espíritu.

 Que suban en una nube significa que El reino, la Presencia de Dios, Su amor-Espíritu, queda ahora alto, inalcanzable para la humanidad que ha querido estar sin Dios, lejos del mundo que queda sumido en tinieblas. Ahora el Reino de Dios no tiene asiento terreno, no toca tierra, sino que es enteramente espiritual y acceden a él los que entran en el Espíritu, los que aman a Dios, los que renuncian a sí muriendo al mundo, efectuando un Santo Sacrificio, sacrificando su Voluntad.

 No hay otra entrada, El Señor lo dijo, Es Él La Puerta del Cielo, es Su Voluntad, la que nadie quiere obedecer, buscar, dejar Que Se Haga.


13 En ese momento se produjo un violento temblor de tierra que derrumbó la décima parte de la Ciudad, y el terremoto ocasionó la muerte de siete mil personas: los sobrevivientes quedaron atemorizados y alabaron al Dios del Cielo.

 Se refiere a que, abandonando definitivamente el mundo El Señor, se produce un terremoto como cuando Murió en la Cruz en su Primera Venida. También, es espiritual en estos tiempos, es una sacudida en las almas.

 La muerte de siete mil personas, es simbólica, representa que mueren en su espíritu todos los traidores, quedando atrapados en sus delirios, caprichos, víctimas de la muerte terna, del espíritu de vacío y desolación que han querido tener rechazando la Verdad, la humildad, el Amor Verdadero a Dios.

 Los sobrevivientes son los que no compartían el espíritu de rebeldía y amor propio, que es el espíritu de traición a Dios donde las almas se eligen a sí repudiando la Divina Voluntad.

 Éstos quedan atemorizados porque sienten el vacío y la desolación, no como castigo, sino como medio de definitiva purificación y perfeccionamiento espiritual, también como medio en el que son colocados entre El Cielo y la tierra para ofrecer Su Santo Sacrificio espiritual permanente en reparación y como actualización, para el bien de muchos que por su intermedio se convertirán y salvarán.

 Alaban al dios del Cielo, lo alaban con su vida ejemplar de sacrificio, renuncia, entrega y obediencia, no con palabras, sino la práctica real de la Fe. Y alaban al Dios del Cielo, no al falso que se muestra, presenta y representa en la tierra acomodado a la humanad, humanismo, satanismo, nuevo orden mundial, new age.


14 La segunda calamidad ha pasado, pero sepan que la tercera está por llegar.

 La primera calamidad fue borrar a Dios del mundo, la segunda de las religiones, que es donde se produce en éstos tiempos. Son calamidades porque que Dios este ausente, no es bueno, avanzan definitivamente las tinieblas, además, el ausentarse del Señor, como cuando murió en La Santa Cruz, no es sin efectos, tales efectos en detalle pueden leerse en las obras de María Valtorta, A. C. de Emmerich, Ágreda y Picarreta.


Dr. Jorge Benjamín Lojo.
…………………………….

No hay comentarios:

Publicar un comentario