martes, 23 de febrero de 2016

TERCER SECRETO DE FÁTIMA, INTERPRETACIÓN (9na Parte), Similitudes entre las religiones del viejo del nuevo testamento



TERCER SECRETO DE FÁTIMA, INTERPRETACIÓN (9na Parte), Similitudes entre las religiones del viejo del nuevo testamento


1.-

 La religión del antiguo testamento se había desviado, deformado, contaminado. Quienes se apropiaron del culto comenzaron a practicar ocultismo infernal mientras mantenían la apariencia del verdadero oculto en forma externa.

 Esto sucedió cuando el pueblo fue esclavo en egipto y cuando se hallaba desterrado en babilonia. Considerar que babilonia y egipto son las dos fuentes del culto a satanás, de la magia e idolatría, recordar que fueron fundados por derceto y semiramis.

 Lo mismo sucedió con la religión del nuevo testamento, las autoridades en forma oculta practican satanismo, magia, etc., y en forma pública, externa y aparente practican la religión que dicen y fingen creer.


2.-

 El pueblo del antiguo testamento no fue descartado, lo que quedó caduco fue la religión. Quienes eran de ese pueblo y aceptaron la Revelación de la Verdad siguiendo al Señor, siguieron formando parte del pueblo elegido.

 Quienes no aceptaron la Revelación de la Verdad, quienes no siguieron al Señor, se quedaron con el falso culto siguiendo a sus líderes y volviéndose cómplices de sus actos, es decir, del deicidio y de la persecución del verdadero pueblo, aquel que se mantuvo fiel a Dios aceptando su Revelación-Paso-Intervención, aquel que aceptó la Verdad.

 Lo mismo ha sucedido ahora, quienes aceptaron la Revelación-Paso-Intervención del Señor, la Revelación de la Verdad obedeciéndolo y siguiéndolo, esforzándose en convertirse y volver a Él, siguen siendo de su pueblo.

 Quienes siguen con su propio culto perdidos en vanidades adorando a sus líderes y haciendo lo que éstos dicen, dejan de seguir al Señor, dejan de amar a Dios y se pierden en las tinieblas guardando apariencias, matan la Presencia Viva de Dios, impiden su Revelación, no dejan a Dios ser Dios, lo inventan, suplantan, reemplazan, hacen al anticristo.

3.-

 La religión del antiguo testamento abandonó el verdadero culto, quedó en el vacío de la ausencia de Dios que había provocado, por ello es que se inclinó al mundo y dedicó a negocios terrenos, mundanos e infernales.

 Hicieron de su casa un abismo de inmundicias, corrupciones, abominaciones, perversiones, un comercio infernal. En esto engañaban las autoridades a las almas simples y sencillas que eran arrastradas al engaño y el error, y por ello también a la perdición.

 Lo mismo ha sucedido con la religión del nuevo testamento, las autoridades dejaron de adorar-obedecer a Dios y pasaron a adorarse a sí, a servir a su ego, por ello es que terminaron dedicándose-consagrándose a satanás y a las tinieblas-muerte eterna.

 De esta manera es que se empeñaron en hacer de la religión un negocio y así es como la han convertido en una empresa transnacional. Incluso hasta en algo peor, parece la compañía británica de indias orientales, es un estado aparte.

 Notar el detalle, la religión católica tiene un estado organizado propio, tiene territorio propio, ejército propio, banco propio, cuerpo diplomático propio…, nada de esto tiene que ver con la religión.


CONCLUSIÓN:

 Si son tan similares, es evidente que van por el mismo camino, no es descabellado pensar que van a terminar de la misma manera, es decir, definitivamente sin Dios y en contra de Él.

Esto no significa que las almas de buena voluntad de ambas religiones sean malas, todo lo contrario, si no comparten el error de sus líderes, si no siguen a esos adoradores de satanás y buscan al Señor, la Revelación de la Verdad, continúan formando parte del pueblo elegido por Dios.

Comprender que para formar parte del pueblo elegido por Dios es absolutamente necesario elegir a Dios.

Elegir a Dios es buscar su Revelación, discernir su Voluntad y obedecerlo renunciando a la propia voluntad, porque hacer la propia voluntad es renegar de Dios, volverse rebelde, elegirse a sí mismo.

En este sentido también se entiende o interpreta correctamente lo que dijo El Señor sobre que las puertas del infierno no prevalecerán sobre su iglesia, no es su iglesia lo que han construido sin Él y en contra de Él, ahí sí prevalece el infierno porque lo han elegido y no han querido escuchar sus revelaciones-advertencias.

Él continúa, sigue, se encuentra Vivo y Presente en las almas verdaderamente fieles y por ellas en el mundo.

Las almas verdaderamente fieles son aquellas que lo aman-eligen verdaderamente, las que disciernen su Voluntad y lo obedecen siguiéndolo donde quiera que vaya como dice en el Apocalipsis respecto del Cordero y los 144.000 elegidos.


Leer:


LA SAGRADA ORDEN DE LA VIDA ETERNA:



Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario