miércoles, 24 de febrero de 2016

TODAS LAS RELIGIONES SON IGUALES, Y ALGUNAS, MAS IGUALES QUE OTRAS



TODAS LAS RELIGIONES SON IGUALES, Y ALGUNAS, MAS IGUALES QUE OTRAS


 Todas las religiones llegaron a ser sumamente iguales en esencia, y desgraciadamente, ya no son diferentes a la religión del antiguo testamento.

 Con la Venida del Señor quedo en evidencia que la religión era cualquier cosa menos una religión.

 No daba ni transmitía vida, no acercaba a Dios, todo lo contrario, daba muerte y alejaba de Dios.

 Imponía a los fieles pesadas cargas, horrendas prescripciones, numerosas reglas, exageradas obligaciones volviéndolos esclavos.

 Decía y hacía creer que con eso los liberaba, pero no los liberaba de nada ni de nadie, solo los volvía esclavos de la religión.

 Con miedo y culpa los fieles se preocupan por lograr una estricta observancia, se esforzaban y sacrifican para lograr cumplir.

 Nunca se veían libres del miedo ni de la culpa, al contrario, solo aumentaban, se hundían, se perdían.

 Cumplían y temían no cumplir, el esfuerzo sano y razonable de agradar a Dios y obedecerlo se volvía una esclavitud abominable, permanecían en tinieblas desconfiando de Dios, no conociendo ni creyendo en su Amor.

 La religión se había vuelto un fin en si misma y no se dirigía a Dios ni conducía las almas a Él.

 ¿Es diferente ahora?, ¿Son distintas las religiones de ahora de la del antiguo testamento?, ¿Hay alguna religión que no se haya convertido en un fin en sí misma?, ¿Hay alguna religión que libere a las almas del miedo y de la culpa?, ¿Alguna religión puede colaborar con Dios en la salvación de las almas volviéndolas mas espirituales y semejantes a Él?.

 Desgraciadamente las religiones son como corrales en los que las almas se esfuerzan por ser ovejitas obedientes cumpliendo fielmente las prescripciones rígidas que las tienen esclavizadas.

 Temen no cumplir y suponen que si lo hacen no están obedeciendo o agradando a Dios, confunden a sus líderes con dioses, los adoran, adulan, idolatran y suponen que su palabra es divina, ley, mientras que son unos malditos cerdos ególatras desesperados por lograr ser adorados a la vez que se comportan como los reyes de antaño satisfaciendo su ego, vicios, ambiciones, perversiones, depravaciones, corrupciones, abominaciones, etc.

 Se nota que son un fin en sí mismas porque solo piensan en sí mientras que esclavizan a sus fieles, no los hacen crecer, evolucionar, madurar, no los hacen progresar espiritualmente, no los dirigen a Dios, no les transmiten vida sino muerte hundiéndolos en el abismo, manteniéndolos en la culpa con miedo y así obligándolos a que se sigan esforzando en cumplir aquello que los esclaviza.



Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario