lunes, 7 de marzo de 2016

LOS DOS TESTIGOS DEL APOCALIPSIS



LOS DOS TESTIGOS DEL APOCALIPSIS


 ¿Se trata de moisés y elías o de enoc y elías como se dice comúnmente?, No, estas interpretaciones son simbólicas.

 Los dos testigos de Dios mencionados en el Apocalipsis son dos Testigos del Amor de Dios, y esto simboliza varias cosas a la vez:

1.- En principio se refiere a la doble naturaleza del Señor, su Ser Humano Perfecto y su Ser Divino Perfecto.

2.- Dos personas sumamente espirituales que están en medio del mundo amando-adorando a Dios, siguiéndolo y obedeciéndolo. Pueden permanecer ocultas o salir a la vista pública en algún momento, eso es indistinto, pero por lo general la mas grandes obras de Dios son lejos d el afama y el ruido, lejos del espectáculo del mundo.

3.- Un líder religioso y un líder político que vendrán, personas de altísimo nivel espiritual y probadas virtudes que llegarán a destacarse iniciando un cambio.

4.- Las dos naturalezas que tendrán las personas verdaderamente espirituales y que evolucionarán creciendo espiritualmente, madurando, hasta tener humanidad perfecta y una perfecta espiritualidad divina.

5.- Un conjunto de almas fieles a Dios, puras y santas que obrarán en dos ámbitos diferentes, en política y en religión.

 Comprender que, cada alma fiel, que elije al Señor, renuncia a sí misma, busca la Verdad y obra de buena voluntad por amor a Dios, participa, es parte de las obras de Dios.

 Por su buena intención, esfuerzo y sacrificio Dios interviene, pasa, obra, y es Él mismo el que se está dando-revelando.

 Todo el que combate a las tinieblas, la mentira, los vicios, renuncia a la egolatría, colabora.

 Todo el que combate a los enemigos interiores y exteriores, está siendo parte de la obra de Dios, de su intervención, paso, revelación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS , Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él   La oración es el punto de encuentro con...