MENSAJE DEL PADRE CREADOR (25 Abr 16), y explicación



MENSAJE DEL PADRE CREADOR (25 Abr 16), y explicación


“Pronto mis hijos volverán a mí, Su Padre y Creador”.

“Seréis liberados, rescatados, redimidos, salvados”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Pronto mis hijos volverán a mí, Su Padre y Creador”.


 ¿Quiénes son sus hijos?, Está refiriéndose a la humanidad.

 No hace distinción alguna de religión, creencia, ritual, culto o espiritualidad, no toma en cuenta raza, etnia, nación, estado, ni cosa alguna que acostumbramos utilizar para justificar matanzas fratricidas.

 Somos humanos, somos todos hijos y criaturas suyas, somos todos iguales a sus ojos, no hay distinción de clases para Nuestro Padre y Creador.

 Un ser humano es un ser humano tanto acá en Argentina como áfrica, asia, europa u Oceanía.

 El amor es lo mismo en Argentina que en cualquier país del mundo. Con el odio sucede lo mismo, es igual en todas partes del mundo.

 Aun sin comprender el idioma, un gesto de amor es bien interpretado en todas partes del mundo, un beso, una caricia, un abrazo. En el mismo sentido un gesto de odio, una expresión de odio es igual en todos los países, razas y religiones.

 Es hora de dejar las vanidades, chocamos entre nosotros por vanidades demostrando la estulticia que realmente practicamos en la abominable egolatría narcisista en la que nos sumergimos.

 Lo que es bueno es bueno en todos lados y en todas las épocas, y lo que es malo es malo en todos lugares y en todas las épocas.

 Es lógico que haya detalles, cuestiones culturales y de costumbres que difieran de un lugar a otro y de un tiempo a otro, pero lo esencial continúa siendo lo mismo, siempre el amor va a ser lo mismo y se va a expresar de la misma manera y siempre el odio va a ser lo mismo y se va a expresar de la misma manera.

Para evitar fanatismos propios de sectas o de religiones que han perdido la fe, recordar estas dos citas bíblicas: “Tengo otras ovejas que no son de este corral”, y “El espíritu se derramó en los que estaban en la lista aunque no reunidos en el campamento físicamente con los otros”.


2.- “Seréis liberados, rescatados, redimidos, salvados”.


 De la esclavitud de la muerte-tinieblas-orgullo es que serán liberadas, redimidas, rescatadas, salvadas, pero siempre que colaboren y colaboran escuchándolo y obedeciéndolo, siguiéndolo en su Revelación constante donde Él indica El Camino.

  El Padre Envía al Hijo con El Poder del Espíritu Santo para la misión de rescatar, liberar, redimir, salvar almas.

 Querer creer que Dios hace todo es lindo y también es infantil, propio de irresponsables cómodos ególatras que quieren suponer que solo deben creer y sentarse a esperar. Hay que colaborar en las de Dios, dijo El Señor que debemos trabajar en sus obras.

 Tampoco debemos hacer todo y no dar lugar a Dios porque por lo general hacemos muchas cosas inútiles y luego nos engañamos queriendo creer que estamos salvados mientras que la realidad es que continuamos caminando en tinieblas y en abierta rebeldía contra Dios mismo.

 Lo que debemos hacer es lo que no hicimos hasta ahora porque solo hemos construido superficialmente, apariencias, máscaras orgullosas para alimentar el ego y engañarnos, para demandar a Dios que nos mire, ame, adore, admire, acepte, etc., incluso pretendiendo que Él colabore en nuestras obras.

 Lo que no hicimos hasta ahora es prestarle atención verdaderamente a Él, y como no hemos levantado la cabeza para buscarlo realmente, aun hablando sobre Él, seguimos sin Él, continuamos caminando en tinieblas.

 Lo primero y esencial consiste en abrirse a Dios, y esto es orar, buscar su Palabra Viva, colaborar en su Revelación, recibir ese Pan Vivo Bajado del Cielo que es esa Palabra que diaria y constantemente nos envía para Guiarnos en El Camino.


Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS CARNAVALES SON AQUELARRES (ESTO ES LO QUE VERDADERAMENTE SUCEDE)

¿QUÉ CELEBRAMOS HOY, DOMINGO 31 DE DICIEMBRE?, La Sagrada Familia de Nazaret. Contemplar dos espiritualidades diferentes

EL MITÓMANO FRANCISCO, UN SALVAVIDAS DE PLOMO