viernes, 25 de marzo de 2016

RELIGIONES, ORGANIZACIONES ANACRÓNICAS



RELIGIONES, ORGANIZACIONES ANACRÓNICAS


 Hablar de religiones hoy es como hablar de partidos políticos, son instituciones anacrónicas, del siglo pasado, del milenio pasado y aun mas antiguas.

 Como los partidos políticos se han convertido en asociaciones ilícitas solo dedicadas a asuntos terrenos y no santos.

 Son también sectas en las que se adora al líder convertido en dios o semi-dios y en las que los miembros son convertidos en adeptos adictos sin capacidad para ver lo verdadero o distinguirlo de lo falso.

 Crean dependientes esclavos sumisos y los convierten en fanáticos imbéciles fáciles de manipular y de lanzar para que se estrellen con los peones de otras sectas-religiones o religiones-sectas.

 Sus autoridades no buscan a Dios, solo quieren poder, prestigio, comodidad en el mundo y no se dedican a mas nada que a satisfacer su ego.

Sus fieles no son diferentes, solo piensan en la comodidad, los vicios y las ambiciones.

 No remedian el vacío existencial que padecen, no solucionan el problema verdadero, no buscan a Dios, no lo reciben ni lo tienen, y como nadie puede transmitir lo que no tiene, tampoco dan a Dios convirtiéndose en una estafa. Estafan a sus fieles y estafan al mundo con la imagen que venden para hacer sus negocios y para captar nuevos clientes fieles.

 Funcionan como empresas dedicadas a vender un producto llamado ‘religión’ y empeñadas en conseguir adeptos, fieles clientes o clientes fieles, esclavos mentales programados como en cualquier secta para ser sumisos idiotas que colaboren en los  caprichos del circo montado mientras que terminan entregando su alma a satanás y a la muerte eterna.

 Sintiendo el vacío de la ausencia de Dios que provocan al desobedecerlo y no buscarlo, al no entregarse y no recibirlo, quieren llenarse buscando convertir las religiones en instituciones sociales, fraternales, etc., prácticamente son clubes sociales y deportivos, instituciones culturales, etc., pero nada de esto tiene que ver con Dios, o en todo caso es secundario.

 Las religiones deben buscar a Dios, enseñar a buscarlo, deben consagrarse a Dios y enseñar y ayudar a las almas fieles a consagrarse a Dios. Las religiones deben obedecer a Dios, pero es lo que no hacen ni tienen intención de hacer porque se han convertido en un fin para sí mismas, hasta pretenden que Dios las sirva, siga y obedezca.

 Caso emblemático y mención aparte merece la iglesia católica, no solo es todo lo que se ha expuesto arriba, también tiene territorio propio, un estado organizado y asentado en un lugar, tiene banco propio y hasta fuerza armada propia.



Dr. Jorge Benjamín Lojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡VIVE EL SEÑOR!, SEGUNDA VENIDA. CONSIDERAR EL PROCESO, VER LO QUE SUCEDE, VALORAR EL RESULTADO

¡VIVE EL SEÑOR!, SEGUNDA VENIDA. CONSIDERAR EL PROCESO, VER LO QUE SUCEDE, VALORAR EL RESULTADO Si la voluntad fue rendida a Dios ...