jueves, 7 de abril de 2016

MENSAJE DE DIOS PADRE (07 Abr 16), y explicación



MENSAJE DE DIOS PADRE (07 Abr 16), y explicación


“Os encontráis a merced de vuestros enemigos”.

“Sufrís la maldad infernal”.

“El dique de contención fue removido, quedasteis expuestos”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Os encontráis a merced de vuestros enemigos”.


 La humanidad se encuentra a merced de sus peores enemigos, los mas perversos y también los mas ignorados y comúnmente desconocidos.

 Las almas están totalmente desprotegidas, hundidas en su ignorancia, perdidas en sus vicios, no saben ni donde están paradas, mucho menos tienen idea de lo que sucede.

 Todavía no se han levantado ni desayunado, no han abierto los ojos y ya está sirviéndose la cena, y resulta que la cena son las mismas almas, los demonios y la muerte eterna se aprestan a devorarlas de a millones.

 Ignorantes de todo, como ovejas al matadero, como la humanidad en el momento previo al diluvio, no tienen idea de lo que sucede, pero menos aun les interesa, solo piensan en iniciarse hasta reventar como cerdas.

 Han elegido un estado de inconsciencia infernal en el que solo se mueven para continuar corrompiéndose, degradándose, degenerándose, asemejándose a demonios.

 Verdaderamente los demonios pueden hacer con y de las almas lo que se les antoje y pueden obrar impunemente, como si tuvieran patente de corso para saquear la tierra.

 Lo por es que las almas no lo quieren ver, entender, comprender, y encima, se esfuerzan en colaborar con las obras de sus enemigos infernales que son en su propio perjuicio por supuesto.


2.- “Sufrís la maldad infernal”.


 No llegan a ver, entender, comprender mas allá de lo que sucede en su entorno, no en mas allá de sus narices ni levantan la cabeza de su ombligo.

 Permanecen ajenas a la realidad, disociadas de ésta, encerradas en su ego abismal haciendo lo que caprichosamente quieren.

 Ahí se deforman, se vuelven histéricas insoportables, maniáticas caprichosas, odiosas resentidas, adquieren similitud con el infierno.

 No piensan mas que en sí, hacen lo que quieren contra todo y contra todos.

 Ahí es donde terminan tropezando como es lógico y coherente.

 Ahí también es donde chocan unas contra otras.

 Cuando tropiezan con lo que se preparado y/o provocan, o cuando chocan entre sí, se enfurecen, hacen escándalos y berrinches, odian y se terminan de consumar a imagen y semejanza de demonios.

 Padeciendo la maldad de parte de otros o padeciendo injusticias en la circunstancias, se derrumban, desmoronan, se vienen abajo y comienzan a lamentarse.

 Ahí conocen, entienden, comprenden lo horrendo de la maldad, cuando sufren injusticias y cuando chocan contra el orgullo caprichoso obsesivo histérico y despiadado de otras almas.

 No ven ni quieren entender que es lo mas razonable de lo que puede suceder debido a que obran sin dios y en contra de Él.

 Con sus vicios, caprichos, ambiciones, depravaciones, solo colaboran en liberar al infierno. Cuando son rebeldes a dios son cómplices del infierno pero no lo ven ni lo quieren entender, solo comienzan a entenderlo cuando les toca padecerlo.

 Los demonios pueden hacer con y de las almas lo que se les antoje, por ello es que son instrumentalizadas y acaban estrellándose contra la pared de la realidad y también unas contra otras como en un gran manicomio a cielo abierto.

 La maldad infernal termina manipulando a las almas y acaba determinado lo que sucede y todo tiende a la ruina de la humanidad.


3.- “El dique de contención fue removido, quedasteis expuestos”.


 El dique de contención de la maldad infernal es El Santo Sacrificio del Señor.

 Ese Santo Sacrificio debía ser actualizado diaria y constantemente para hacer retroceder las tinieblas y dar lugar a la Luz Verdadera que es la misma Revelación de Dios.

 Quienes debían y decían hacerlo no lo hicieron, no lo hacen ni lo harán, entonces, como es lógico y coherente, ls tinieblas y los demonios avanzan descontroladamente sobre las almas para esclavizarlas, someterlas, arruinarlas y hacerles padecer.

 Son envidiosos y despiadados los demonios, solo porque sí quieren atormentar a las almas y también están convencidos de que es debido, que merecen padecer.

 Conociendo su mentalidad y sabiendo que pueden por la furia que tienen, la estulticia humana no tiene explicación, hemos quedado expuestos a aquellos que desean destrozarlos.

 Para que las almas no fueran arrastradas a tinieblas ni sometidas a castigos infernales ya desde ahora, Dios mismo ha buscado, llamado, preparado y consagrado a algunas almas para que colaboraran con Él en la defensa, protección, auxilio del resto de las almas.

 Estas almas que colaboran con Dios realizan un Santo Sacrificio Espiritual de sí en el que están renovando el Santo Sacrificio del Señor que no hicieron, no hacen ni harán quienes dicen servir a Dios.

 Los trabajadores son pocos, esas almas no dan abasto y soportan grandes sufrimientos para proteger y defender a las almas de los asaltos infernales.

 Esto devino en una injusticia porque las otras almas se dedicaron a la comodidad y se entregaron a vicios en vez de aprovechar el tiempo comprado con el sacrificio y en el dolor.

 Dios lo ha permitido y estas almas lo han aceptado-consentido para obedecer a Dios y colaborar en la salvación de las almas.

 Sin embargo todo tiene su plazo, se termina el tiempo y llegó la hora de hacer Justicia, quienes han llorado reirán y quienes han reído descontroladamente entregándose a vicios, se perderán ante el diluvio de castigo que cae sobre la humanidad obcecada en seguir a sus enemigos.

 Simplemente quedarán a merced de sus falsos dioses, de los ídolos infernales a los que han adorado, seguido, elegido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS , Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él   La oración es el punto de encuentro con...