lunes, 18 de abril de 2016

MENSAJE DEL ESPÍRITU SANTO (18 Abr 16), y explicación



MENSAJE DEL ESPÍRITU SANTO (18 Abr 16), y explicación


“Todavía permanecéis indiferentes a la realidad que se cierne sobre vuestras cabezas”.

“No sabéis ni queréis discernir los signos de los tiempos”.

“Aunque pretendáis permanecer ajenos a la realidad, ésta os golpeará inevitablemente, no podréis permanecer indiferentes”.

“Del estado de inconsciencia seréis llamados a la realidad, seréis sacudidos”.

“¿Conservaréis la Fe que decís tener?”.

“Invocadme y os asistiré”.

“El tiempo se ha cumplido, entrasteis en la etapa de ejecución”.


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Todavía permanecéis indiferentes a la realidad que se cierne sobre vuestras cabezas”:

 Cada uno se hunde en sí mismo, en el abismo infernal de su ego y no hace otra cosa mas que pensar en sí enfermiza y constantemente, de manera obsesiva y miserable hasta la desesperación y la histeria.

 Hundiéndose en sí surge mas miedo, mas preocupación por sí. Las almas se pierden en el abismo de su nada miserable y corrupta.

 Ahí abajo se preocupan por sí hasta el hartazgo desesperándose, convirtiéndose en histéricas tan insoportables que ni a sí mismas se aguantan.

 En el abismo de sí solo en tinieblas, confusión, solo conocen el dolor y crece el espanto y ahí aumentan la preocupación por sí, el miedo hasta una crisis inevitable en la que estallan furiosas queriendo reinar, imperar, imponerse, prevalecer.

 Se vuelven caprichosas, obsesivas, desesperadas histéricas manipuladoras y dominantes.

 Mientras reinan y prevalecen se sienten falsamente seguras, pero cuando comienzan a perder el control que creen tener, se derrumban, ahí ven de nuevo su fragilidad y surge nuevo pánico-espanto, se llenan de miedo que cala hasta lo mas hondo del alma como la humedad hasta los huesos.

 Ahí generan mas furia-odio-maldad-capricho, con el mismo furor infernal quieren imponerse, reinar, prevalecer, dominar, hacerse obedecer, llamar la atención.

 Esto lo van repitiendo hasta deformarse, estropearse y llegar a ser sumamente semejantes a demonios.

 Pronto no ven mas que tinieblas, todo deformado y sumamente temeroso. No tienen otra cosa mas que miedo y furia, se descomponen en vida.

 Al hallarse las almas sumergidas en su propia nada lamentándose por sí y alzándose erráticamente para hacerse adorar, no solo se van autodestruyendo en un círculo vicioso, sino que permanecen ajenas a la realidad, pasan por el mundo indiferentes a lo que sucede.

 Lo que se cierne sobre nuestras cabezas es el período mas oscuro y tenebroso que haya atravesado la humanidad jamás, una abominable ausencia de Dios en la que todos los demonios serán finalmente liberados y se pasearán con patente de corso sobre la faz de la tierra para atormentar almas y establecer su reinado que es lo que conocemos como ‘nuevo orden mundial’, un orden sin Dios y en contra de Él.


2.-  “No sabéis ni queréis discernir los signos de los tiempos”:


 Hubo señales en el cielo y mas allá del cielo, hubo señales en la tierra y en el mar, también en los acontecimientos políticos, sociales, religiosos, etc.

 También hubo señales mas espirituales para quienes son mas sensibles y se encuentran mas atentos a la realidad espiritual.

 El problema es siempre el mismo, las personas no quieren ver, y viendo no quieren creer.

 Todo plazo se cumple, todo término llega a su vencimiento.

 Por miedo, vicio o capricho no quieren ver la realidad, desean continuar apegados a sus vicios, dedicados a su egolatría narcisista infernal, quieren seguir esclavizándose y continúan autodestruyéndose.

 Quieren seguir atándose a sus ideas, especulaciones, suposiciones, a esas ideas preconcebidas que son barreras, obstáculos, lentes oscuros que deforman la realidad, que impiden verla y apreciarla cabalmente.

 Todavía se apegan a sí queriendo hacer prevalecer sus ideas, concepciones, por ello es que no son capaces de discernir los signos de los tiempos, no ven la realidad.

 Todo se fue cumpliendo y todo está consumándose, nos acercamos al final.


3.-  “Aunque pretendáis permanecer ajenos a la realidad, ésta os golpeará inevitablemente, no podréis permanecer indiferentes”:


 Es abominable, es un estado de inconsciencia voluntario el que padecen las almas, cada una se encierra en sí dedicándose a sí y empeñándose en satisfacer su ego de manera fanática y frenética sin importarle nada ni nadie, solo su ego devenido en dios, convertido en ídolo.

 Tienen miedo, creen que no podrán satisfacer su ego y esto es lo que les aterra, perder su falso ser diosas, su delirio, su fantasía.

 Pero ahí, en su orgullo delirante serán golpeadas, humilladas, vencidas, derrotadas, ni aun queriendo podrán satisfacer su ego, conformar su orgullo, saciar sus vicios o concretar sus ambiciones.

 Por un tiempo hicieron prevalecer su voluntad caprichosa, la hicieron imperar, así construyeron la fantasía que querían creer, así deliraron de orgullo y llegaron a considerarse diosas olvidando que son criaturas, solo almas.

 Es un estado de inconsciencia voluntario, una fantasía lo que han construido, ven-creen lo que quieren, que son diosas y reinas, porque miedo eso es lo que desean creer para suponer que vencen el miedo cuando la verdad es que están conformándolo y se están rindiendo a éste otorgándole poder para que determine su conducta y decida sobre su vida.

 El miedo hay que enfrentarlo y vencerlo, hay que vencerse a sí mismo y esto es lo deberán hacer, es lo que tendrán oportunidad de hacer inevitablemente, si no lo hacen, se sumergirán aun mas en el infierno de sí, se deformarán aun mas llegando incluso a ser peores que demonios.

 No van a poder permanecer indiferentes porque todo llega  el tropiezo con la realidad es inevitable, la baldosa floja todos la encontramos en la vida.


4.- “Del estado de inconsciencia seréis llamados a la realidad, seréis sacudidos”:


 Perdidas en su delirio provocaron su ruina, construyeron en la arena, la mentira se cae-derrumba inevitablemente y lo hace sobre la cabeza misma de quien la ha construido.

 No podrán hacer frente a las dificultades que sobrevienen, la barca se hunde, su vida naufragan, como se dice comúnmente, recibieron un misil por debajo de la línea de flotación, se hunden y no podrán hacer nada para evitarlo, se van a pique.

 Su vida perfecta se desmorona y probarán la Verdad, la amargura quedará en su paladar, se creerán desgraciadas, pero es solo y simplemente la Verdad que no han querido ver generosamente expuesta-expresada-revelada en la realidad.

 Del sueño-fantasía en el que se evaden y escapan de la realidad, volverán a tropiezos, golpes, desgracias inevitablemente, tendrán oportunidad de recapacitar, de abrir los ojos, comprenderán amargamente que no son las diosas que quieren creer que son.

 Se verán inútiles ante los acontecimiento, asquerosamente derrotadas, humilladas, vencidas, impotentes, tendrán así oportunidad de ver-reconocer la Verdad, eso es lo que son, nada, impotencia, humillación, incapacidad, inútiles, todo lo que niegan-esconden-ocultan-disimulan.

 Aunque renieguen, no podrán hacer otra cosa, quedarán postradas en su propia vida contemplando la Verdad, su ser nada e inútil, incapaz de todo y para todo.

 El estado de inconsciencia al que se refiere es el estado de olvido de Dios, el que generan al hundirse en sí y dedicarse a satisfacer-conformar  su ego, es el que provocan dedicándose a sí mismas porque se apartan-olvidan de Dios generando tinieblas de miedo-preocupación por sí.

 Al decir que las almas serán sacudidas se refiere a que esa vida supuestamente que creen que controlan, dominan y en la que quieren creer que reinan, se tambaleará, no podrán tener el control, no podrán imponer su voluntad, verán la realidad, que no gobiernan, como el rey que manda pero no gobierna.

 Comprenderán que es fantasía lo que quieren creer, eso de que son dueñas de sí. Son esclavas del miedo y lo tienen acallado mientas lo conforman, es decir, mientras el miedo mismo reina-impera-domina-prevalece disponiendo y decidiendo lo que se hace y lo que no.

 Esta simple verdad le provocará espanto, locura y les generará mas miedo, pero es la verdad que siempre quisieron negar y lo que deben solucionar ahora para no terminar condenándose.


5.-  “¿Conservaréis la Fe que decís tener?”:


 Interroga y avisa a la vez.

 Esto que sucede y sucederá es para que tengamos oportunidad de perseverar en la Fe, de ejercitarla realmente, o de tenerla Verdaderamente.

 No habrá otra forma de hacer frente a la realidad, solo Fe, solo oración, solo Verdad, solo volver a Dios.

 Esto implica aceptación de la Verdad, renuncia a sí mismo, abandonar delirios, caprichos, vicios, etc.

 Solos no podemos y además no vamos por buen camino, debemos volver a Dios y necesitamos un Salvador.

 También acá se tambaleará la supuesta fe de muchos, comprenderán que es insuficiente su fe y saldrán de su delirio orgulloso en el que creían ser grandes creyentes.

 Estos son los peores, los fanáticos ciegos como fariseos, maestros d ela ley, saduceos y escribas de antaño que eran los primeros en rivalizar con El Señor, con Jesús, con Aquel Que Es la Verdad misma.

 Son muchas las almas que se encierran en sí mismas, no buscan la Verdad-Revelación de Dios y acaban engañándose, se dicen las mentiras que desean escuchar volviéndose frágiles, miedosas, inestables. Ahí se auto consumen, se devoran a sí al no estar unidas a Dio sy no nutrirse de Él.

 Es en esta etapa donde muchas almas terminarán de perder la fe que decían y creían tener porque se verán superadas y abrumadas por las circunstancias. (El problema es que no tienen fe y se niegan a ver la realidad, no son humildes, quieren creer que tienen fe cuando no han aceptado la Verdad y se han sometido a tinieblas en las que sufren, cuestionan, se rebelan y dejan manipular por demonios).


6.-  “Invocadme y os asistiré”:


 Esta es la cuestión central, cada uno quiere considerarse un dios, por ello dice no necesitar de Dios, quieren creer que se bastan sí mismos.

Ahí pierden tiempo tratando de demostrar lo imposible, que pueden, que superan y resuelven todo.

 La realidad es que llegaron a la piedra de tropiezo, esto no lo podrán resolver, cambiar, solucionar, acá es donde deben rendirse, deponer su orgullo, admitir que sin Dios nada pueden y que necesitan de Él.

 Si aceptan la Verdad quedan trabados tratando de demostrar la mentira para solo acabar demostrando aun mas la Verdad.

 Día a día irán autodestruyéndose, estropeándose, deformándose al chocar con la realidad, al negarse a admitir que sin Dios nada pueden, al tratar de demostrar lo contrario, la mentira que quieren creer y hacer creer.

 Todo puede cambiar en cinco minutos, pueden arruinarse la vida para siempre o pueden emprender el camino de salvación liberándose de esa carga orgullosa y delirante que llevan inútilmente, ese delirio orgulloso infernal, esa fantasía y evasión de la realidad.

 Simplemente considerar que esa fantasía de que son diosas, reinas y que son dueñas de sí, esa evasión de la realidad, es un nido de demonios, ahí se asientan los enemigos infernales y ahí es donde se cuelgan de las almas como sanguijuelas de la carne para succionar vida.

 Los mismos demonios quieren volver delirantes de orgullo, ególatras caprichosas, a las almas porque así se adhieren-cuelgan y les succionan vida, les quitan vitalidad.


7.-  “El tiempo se ha cumplido, entrasteis en la etapa de ejecución”:


 La etapa de prueba ha culminado, comienza la etapa de sentencia, como en un proceso, es la hora en la que Dios hará Justicia, es decir, dará a cada uno lo suyo.

 Irremediablemente cada uno recibirá lo que merece, quienes han elegido a Dios lo tendrán, mientras que aquellos que se han elegido a sí mismos quedarán sin Él.

 Ahora los que no lo han elegido verdaderamente por ególatras egoístas, sufriendo la realidad podrán ver la Verdad y ahí tendrán la última oportunidad de salir de sí, de abandonar caprichos, de volver a la realidad, de elegir a Dios.

 En el dolor de padecer las consecuencias de lo que se han provocado podrán optar por volver a Dios y por elegir la Verdad.

 Si no lo hacen, estarán confirmando que desean la mentira y con esto la perdición-condenación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS , Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él   La oración es el punto de encuentro con...