miércoles, 1 de febrero de 2017

SOBRE EL VGM GÓMEZ CENTURIÓN



SOBRE EL VGM GÓMEZ CENTURIÓN


Como siempre, hay diferentes opiniones. Yo, respetuoso de la libertad y de la decisión propia, entiendo que si quiere ser funcionario público de este gobierno, esta bien, siempre que mantenga su honestidad en el trabajo y siempre que no comparta las mentiras oficiales aun al precio de ser odiado y perseguido.

Ya en el principio, en su lugar, no habría formado parte de este partido ni de este gobierno, mucho menos habría aceptado dirigir la administración nacional de aduanas, pero, yo soy yo y él es él, no somos todos iguales y cada uno tiene su camino, su vocación y todos debemos ser fieles a Dios donde nos ha llamado a servirlo y en la forma en la que nos pide el sacrificio de la vida propia.

De manera que, si quiere ser funcionario de este gobierno, hizo bien al declarar públicamente una opinión diferente a la políticamente correcta que tanto excita a los histéricos que solo se preocupan por las elecciones, a los delincuentes guerrilleros y continuadores de sus obras y los mercenarios de la mentira (=periodistas y artistas).

 Es extraño y confuso el caso de gómez centurión. Es un camino difícil el que ha elegido.

 Estando en la política, participando de un partido político, corre el riesgo de convertirse en socio-cómplice de quienes lo dirigen.

 Pero también tiene la oportunidad de dar un testimonio ejemplar de honestidad y de verdadero amor a la Patria al perseverar haciendo el trabajo que le corresponde.

 Al no compartir la mentira oficial, el dogma no comprobado e imposible de probar, al tener una opinión personal sobre los desaparecidos, no comulga con los cerdos ególatras narcisistas traidores que histéricos se imponen ser políticamente correctos pensando en las próximas elecciones.

 El Veterano de Malvinas condecorado por su acción heroica en la guerra, puede ser funcionario y no mentir sin preocuparse por su orgullo ni por hacer carrera política.

 Por ello es odiado, despreciado y aislado por quienes se alejan desesperadamente como demonios del agua bendita pensando en su imagen pública y carrera política, quienes no aceptan la verdad y solo dicen las mentiras necesarias para ser políticamente correctos.

 También es odiado, despreciado y asilado por quienes ven un error que comparta la función pública con la banda de delincuentes de turno.

 Por supuesto que también es odiado, perseguido y criticado por quienes han robado con el cuento de los desaparecidos, derechos humanos, etc.

 Como siempre, hay diferentes opiniones.

 Yo, respetuoso de la libertad y de la decisión propia, entiendo que si quiere ser funcionario público de este gobierno, esta bien, siempre que mantenga su honestidad en el trabajo y siempre que no comparta las mentiras oficiales aun al precio de ser odiado y perseguido.

 Ya en el principio, en su lugar, no habría formado parte de este partido ni de este gobierno, mucho menos habría aceptado dirigir la administración nacional de aduanas, pero, yo soy yo y él es él, no somos todos iguales y cada uno tiene su camino, su vocación y todos debemos ser fieles a Dios donde nos ha llamado a servirlo y en la forma en la que nos pide el sacrificio de la vida propia.

 De manera que, si quiere ser funcionario de este gobierno, hizo bien al declarar públicamente una opinión diferente a la políticamente correcta que tanto excita a los histéricos que solo se preocupan por las elecciones, a los delincuentes guerrilleros y continuadores de sus obras y los mercenarios de la mentira (=Periodistas y artistas).


DEMOCRACIA, LA DICTADURA DE LOS DELINCUENTES:

HABLEMOS DE LOS MUERTOS DE LA DICTADURA DEMOCRÁTICA:



No hay comentarios:

Publicar un comentario