jueves, 23 de marzo de 2017

ELLOS CONTINÚAN LA GUERRA Y DEBEMOS DARLES BATALLA EN TODOS LOS FRENTES



ELLOS CONTINÚAN LA GUERRA Y DEBEMOS DARLES BATALLA EN TODOS LOS FRENTES


Ellos siguen la guerra, la continúan por otros medios, por todos los medios, hay que defender a la Patria, no lo va a hacer nadie, somos nosotros, cada uno de nosotros quienes debemos hacerlo, como en las invasiones inglesas, cada vecino es un soldado defendiendo la Patria.

Debemos ver bien cual es la Verdad, cuales son los enemigos, cuales son los campos de batalla, cuales son las acciones de nuestros enemigos, y ahí establecer las acciones estratégicas y tácticas para ejercer la defensa por Dios y por la Patria.

La ofensiva de nuestros antiguos enemigos continúa y ahora es nuestra responsabilidad ejercer la defensa, somos hijos de Dios e hijos de esta bendita Patria, tenemos que defenderla contra los cerdos infernales que continúan atacándola para postrarla a los pies de nuestros antiguos enemigos.


 En la dictadura democrática que padecemos desde hace décadas, suceden injusticias, impera la injusticia, es el mismo sistema, modo común de ser y hacer.

 El ejemplo mas grosero y aberrante es el hecho de que anden impunes los cerdos guerrilleros, esos subversivos y sediciosos que atacaron nuestra Patria.

 No solo se pasean orgullosos en su fingida grandeza con repugnante aire de superioridad haciendo gala de su impunidad, sino que creen sus mentiras y quieren imponerlas a sangre y fuego como siempre.

 Dan asco, chorrean inmundicia, supuran soberbia, repugnan con su infernal arrogancia, y encima, pretenden enseñar sus mentiras, esparcirlas, imponerlas, obligar a que todos las acepten-crean.

 Ya hemos visto claramente en medios masivos de comunicación declarar sus atrocidades, se confiesan asesinos, guerrilleros, terroristas, sediciosos, lo dicen con orgullo y hasta pretenden ser adorados, no hay ratas mas repugnantes que estos cerdos arrogantes.

 En la dictadura democrática han logrado total impunidad, se han convertido en jueces, abogados, fiscales, funcionarios públicos, políticos, periodistas repugnantes, se apropiaron del curro de los DD.HH. para robar millones, cobrar por haber atacado nuestra Patria y para imponer y perpetuar sus mentiras.

 Un periodista confesó públicamente que ponía bombas y secuestraba gente para financiar sus actos terroristas, subversivos, sediciosos. Otra periodista confiesa públicamente que arrojaba bombas molotov a la policía mientras hacía sus actos subversivos. Otros guerrilleros que se pasean en televisión confiesa que en ellos todo era improvisación, no tenían ni idea de lo que iban a hacer si tomaban el poder. Dan asco, ratas repugnantes.

 Otra cerda subversiva que fue funcionaria en el gobierno anterior para desmantelar las FF.AA., presenta un proyecto de ley para imponer la mentira de los 30.000 desaparecidos y perseguir a quienes no la profesen.

 Quieren creer y hacer creer que ellos defendían el país contra la dictadura, cuando la realidad es que ellos se organizaron y atacaron durante la democracia, y ellos mismos provocaron la dictadura que fue la respuesta del Estado contra su ataque sedicioso-subversivo.

 La guerrilla sigue atacando a la Patria, lo hace por otros medios, por todos los medios.

 Muchos miembros de las FF.AA. y FF.SS. están presos injusta e inconstitucionalmente, son perseguidos y mueren en la cárcel sin juicio alguno.

 Las delincuentes repugnantes infernales que curran con los desaparecidos han robado millones de pesos y siguen esparciendo sus mentiras. Tenían una escuela de subversión cuya deuda la pagamos todos al ser nacionalizada.
 Son las peores ratas que han pisado nuestro suelo, y ellos y su perversa e infernal descendencia continúan la guerra, siguen atacando a la Patria.

 Ab initio, desde el principio, han estado al servicio de nuestros antiguos enemigos, y con el avenimiento del proceso democrático, de la dictadura democrática, continuaron ejecutando los planes de quienes nos quieren esclavos.

 Ellos siguen la guerra, la continúan por otros medios, por todos los medios, hay que defender a la Patria, no lo va a hacer nadie, somos nosotros, cada uno de nosotros quienes debemos hacerlo, como en las invasiones inglesas, cada vecino es un soldado defendiendo la Patria.

 Debemos ver bien cual es la Verdad, cuales son los enemigos, cuales son los campos de batalla, cuales son las acciones de nuestros enemigos, y ahí establecer las acciones estratégicas y tácticas para ejercer la defensa por Dios y por la Patria.

 La ofensiva de nuestros antiguos enemigos continúa y ahora es nuestra responsabilidad ejercer la defensa, somos hijos de Dios e hijos de esta bendita Patria, tenemos que defenderla contra los cerdos infernales que continúan atacándola para postrarla a los pies de nuestros antiguos enemigos.


EL PROCESO DEMOCRÁTICO Y LA RUINA-MISERIA DE NUESTRA PATRIA:

EL PLAN SISTEMÁTICO DE LA DICTADURA DEMOCRÁTICA:

“Y SIN EMBARGO SE MUEVE”, y el dogma fundamentalista de los desaparecidos:

QUEREMOS LA VERDAD, NO LA MENTIRA IMPUESTA POR LEY:

SI DICEN QUE HUBO TERRORISMO DE ESTADO, LES CONTESTO:

GUERRILLA, LA GUERRA CONTINÚA:






No hay comentarios:

Publicar un comentario